26 de octubre de 2014

The end

Hoy se me ha acabado la poesía. No haré metáforas para referirme a las ciento de cosas que me gustaría hacer contigo porque en realidad, aunque bien es cierto que antes quería follarte como nunca te había follado nadie, ahora sólo quiero mandarte a tomar por culo. Qué ironía, yo que antes renegaba de la palabrita de marras y me llevaba las manos a la cabeza cuando alguien se pasaba un poema entero reclamando su derecho al coito. Pero como decía, se me ha acabado la poesía y mi léxico podría competir de igual a igual con el de Tarzán aunque seguro que el muy cabrón me ganaría al sprint.

¿Qué es eso de pasarse las horas muertas mirando tu hora de conexión en whatsapp? ¿Qué es eso de esperar una maldita llamada o un triste "cómo estás"? creo que todo lo aprendido en años lo he mandado a la mierda en un fin de semana y no es culpa tuya, no. Es culpa mía, que soy gilipollas y me gusta nadar entre imposibles.

Porque lo nuestro, asumámoslo, siempre fue imposible, tú la diosa que todos desean en los bares y a la que hay que construir templos y yo el arquitecto de castillos en el aire que nunca supo bien distinguir un charco de una piscina.

Pero no. Ya no habrá más poemas para ti.  Mis líneas han desahuciado tu nombre para siempre y he quemado el mapa de cordilleras que mis dedos aprendieron en tu espalda. Fue bonito mientras duró, mentiría si dijera que no me gustó verte despertar en mi almohada o que un día quise obligar a todos los jardines a oler como tú olías, pero ya ves, todo lo que empieza acaba y a mí han terminado por reventarme los silencios.

Supongo que no te importará que queme todas las cartas que te escribía mientras tú te acostabas con otros, he descubierto que son un combustible cojonudo para la chimenea y que casi pueden dar tanto calor como el que me quema dentro. Permite que me quede los recuerdos, las ganas de comernos el mundo, las noches sellando mis labios con los tuyos, las caricias y las sonrisas furtivas y por favor, permite que olvide tus malos modos, tu forma de no darme una tregua nunca, tu manera de despreciar mi tristeza como un estigma que debía eliminar en vez de comprender.

Te diría que te fueras lejos, aunque en realidad llevas lejos de mí mucho tiempo, justo cuando empezaron las mentiras y la mía no era la única piel que besabas. Por favor, sé feliz, que yo haré lo mismo cuanto antes.

No te quepa duda de una cosa: tu belleza es algo común y volveré a encontrarla, el amor que yo te daba, sin embargo, siempre fue algo exclusivo.

Letters from you by Ashlyn

26 Comentarios:

  1. La última frase es brutal.
    Por lo demás, la rabia que destila se clava muy dentro, es muy real. Aunque no sé si debo alegrarme por eso...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, creo que si te ha gustado el resultado entonces sí deberías alegrarte :-)

      Ya sabes que la rabia siempre, se me queda en lo que escribo.

      Salud.

      Eliminar
  2. Grande Maestro! Eperemos que haya quien sea apreciar y que pueda sacar algo así otra vez, y que tenga cojones de quedarse. Espléndido texto y figuras. Un abrazo, saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras Juancar :-)

      Un abrazo!

      Eliminar
  3. De acuerdo con la última frase. No merece la pena esperar a alguien que no sepa apreciar estos "castillos en el aire" que diseñas.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como cantaba Garriga: "si sueñas fabricar castillos en el aire, volaré, para ayudarte"

      Abrazos!

      Eliminar
  4. Hay que sacar la rabia...Si se queda dentro el daño puede ser mayor, tal vez brutal...Gran texto...Grandes emociones...

    Besos Óscar!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De rabia van cargadas mis letras últimamente jajaja. Pero mejor fuera que dentro.

      Besos

      Eliminar
  5. Que duro y que profundo; enhorabuena por convertir una vez más las palabras en combustible para chimeneas ajenas que necesitan, en sentido positivo y sin carácter destructivo (o no), palabras como las tuyas para poder concretar, aunque sea minimamente, lo que sienten.

    Sea como sea sigue ardiendo compañero, significa que se sigue vivo, a veces nos consumimos a nosotros mismos, pero estoy segura de que, como el ave fenix, renacerás de cada una de las cenizas que dejes por el camino.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Lucía, lo importante es reconstruirse tras cada incendio.

      Un abrazo.

      Eliminar
  6. A veces lo mejor es dejar todo lo que nos pesa, e irnos sin ello. Quizás sea una buena idea eso de quemar todo, y utilizar esa energía generada para empujarnos un poco al menos a continuar.
    Quizás sea el momento de cambiar de musa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Significa eso que te ofreces para el puesto? jajajaja.

      Escribir ayuda mucho a dejar lo que nos pasa, o eso he querido creer toda mi vida, aunque ahora, gracias a otras vivencias empiezo a dudarlo un poco, tal vez no sea bueno dejar todo lo que pesa, si no entender lo que sucedió para que no pese.

      Eliminar
  7. A pesar del lenguaje, de las palabras, al leerlo pienso que todavía queda amor y que todavía duele y todo el discurso (gran discurso) es sólo una pose de superviviente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tal vez, ¿no decíamos de pequeños que los que se peleaban se deseaban?

      Pues a lo mejor esa tontería infantil encierra una verdad como un templo. ¡Quién sabe!

      Abrazos

      Eliminar
  8. Hay ciertas cosas que si no son recíprocas no valen la pena. Hay que tener valor para darse cuenta.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya lo creo que hace falta valor...pero no se puede estar toda la vida esperando algo que no llega.

      Abrazos.

      Eliminar
  9. De una belleza incalculable lo que dices. Nunca puede darse el mismo amor a personas distintas, siempre será exclusivo.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso seguro, a cada persona se la ama de una manera porque no hay dos personas iguales.

      Abrazos.

      Eliminar
  10. la realidad con la cual escribes me deleita

    ResponderEliminar
  11. Ya veo que cada vez escribes mejor, que comienzas a volar como un buho, sin esperar a que te den permiso y siempre siguiendo lo que te manda ese gran corazón, y no sabes cuánto me alegro de eso, porque de verdad te mereces a alguien increíble y estoy segura que en uno de tu vuelos coincidiréis ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te agradezco que pienses que cada vez escribo mejor aunque no sé si vuelo como un búho o como un pingüino, pero bueno, gajes del oficio jejeje.

      Abrazos.

      Eliminar
  12. Es una buena forma esa de canalizar en rencor creando con ello algo que es la antítesis de lo que lo provocó, no dejar que nos pudra con él... aunque los jardines ya no huelan como ella olía...

    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El otro día un amigo me hizo reír cuando me dijo:

      "¿Sabes? ella no usaba perfume, y eso me facilita mucho la tarea cada día al no reconocerla en cada olor que desprende alguna mujer en el metro".

      Está claro que el rencor hay que canalizarlo o al final se convierte en una daga.

      Besos!

      Eliminar

¿Qué te ha sugerido lo que has leído? ¿Quieres aclarar algún punto? Añade lo que quieras, siéntete libre.