15 de enero de 2017

Trapecista

Si tu corazón fuera sólo un cofre
en el que guardas viejas fotos
y el pasado no deshojara caléndulas
para cada rostro que recuerdas con cariño,
tal vez sí,
podrías desterrar tu tristeza.

Si al bajarte del trapecio
se prolongaran los aplausos
más allá del camerino,
y los focos del escenario
no se apagasen nunca,
la soledad sería tan sólo
una mala quimera.

No te devorarían tanto los fantasmas,
no se agrietarían tus manos cansadas,
y tu alma brillaría
como lo hacen las estrellas
en el lejano cosmos,
por las que derramas
lágrimas, lentas y azules.
Si recordaras tu última cabriola,
todas las respiraciones contenidas,
las miradas atónitas y expectantes,
el explosivo alivio del triunfo,
sabrías que tu lugar de origen
siempre ha sido el viento.

Las ventiscas de tus ojos
en su parpadeo
arrasarían los volcanes
y se acabarían tantos llantos,
el temor a la caída,
la mala suerte
que anotó tus señas
y te envía cartas.

Podrás sonreír de nuevo
cuando busques la mirada
de los finales
más allá del graderío,
y te espere impaciente
clavando en ti su ausencia.
Una voltereta en el estómago
te devolverá entonces al aire
y otra vez,
otra vez más
volverá a abrirse el telón.

Darkened circus by Deviant Whore

6 Comentarios:

  1. Eres artista de las palabras, las haces bailar, sentir, danzar y traspasar.

    Un abrazo de luz

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias :-) tú también tienes luz.

      Abrazos.

      Eliminar
  2. El problema es que no siempre se puede estar encima del escenario... la vida también aguarda soledad, y hay que conseguir estar cómodo con ella.
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nos ha jodío...y tanto que aguarda soledad y tristeza y desesperanza, y aprendes a convivir con ellas o te vas pal hoyo. No queda otra.

      Besos.

      Eliminar
  3. La vida es un teatro y nosotros los actores, cuando nacemos se abre el telón, y cuando morimos ese telón se cierra, y las escenas han estado presentes mientras se ha actuado .

    Eres súper original escribiendo.

    Un placer leerte, Oscar.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En ocasiones sí, la vida es un teatrillo y nosotros los actores. Pero hay que luchar porque la obra no sea aburrida.

      Besos.

      Eliminar

¿Qué te ha sugerido lo que has leído? ¿Quieres aclarar algún punto? Añade lo que quieras, siéntete libre.