3 de septiembre de 2017

Deseos

Volar, volar sin prisa, batiendo lento las alas, sintiendo el viento despeinarte.

Vivir, vivir deprisa, sentir despacio, saborear cada victoria.

Llorar las derrotas y brindar las pérdidas, beber y cantar de madrugada, abrazarte a los árboles y las farolas.

Escuchar el lenguaje secreto de las piedras, la música del silencio. Bailar descalzo cada noche y enraizarse.

Alimentar el alma con poesía, perderse en acordes y cuellos ajenos.

Rozar la piel y el corazón. Susurrar palabras no inventadas. Escribir en el idioma del viento.

Ser brisa y también apero. Trabajar la amistad como el alfarero trabaja el barro.

Vivir cada segundo, respirar profundo, amanecer tarde y acostarse temprano.

Coger tu mano y besar tus párpados. Decirte todo lo que me haces sentir. Dar gracias al universo por los bailes.

Susurrar secretos al agua, dibujar en los espejos. Saltar a ciegas los límites de los cuerpos.

Amerizar en tu pecho, latir entre tus piernas. Deshojar la flor sin arrancar los pétalos.

Abrir puertas, cerrar ventanas por si entra el frío.

Tomar aviones, barcos, trenes, autobuses sin un destino cierto. Viajar a la deriva y sin timón.

Reinventar el norte, rediseñar las brújulas, trazar mapas en tus calles desiertas.

Flotar como madera de deriva, colonizar playas. No querer que me encuentren nunca.

Renacer del cero. Que ese sea mi comienzo. Y seguir cantando, como cantan los pájaros a la mañana.

Encender luz para todas mis sombras. Disipar la niebla.

Y sólo así poder aguantar la mirada a mi reflejo.

Y encontrarme.

Simplemente, encontrarme.

I was a dandelion by Vesaspring

25 de junio de 2017

Esencia

Quiero construir una isla en mi interior a la que acudir cuando me sienta perdido. Una isla que sólo yo conozca y a la que sólo llegue la espuma de lo que yo permita, donde la paz venza el ruido que precipita con estrépito mi cordura.

Allí vería amanecer y atardecer cada día, dejando que las olas acariciasen mis tobillos y fluiría con el agua como fluyen los pájaros en el viento. Necesito construir un espacio puro en el que brillen las estrellas, necesito observar los astros, aprender a hablar el lenguaje del firmamento. Sería bello, tumbarme durante horas en la arena con las manos detrás de la cabeza y dejar que los pensamientos me visiten, como sabios venidos de otra época mostrando caminos entre la maleza.

Necesito una isla sin lobos ni serpientes venenosas, en la que poder pasear tranquilo sin la incertidumbre del miedo. Una isla en la que luzca fuerte el sol incluso cuando llueva, y en la que la luna salga cada noche a teñir el mar de blanco. Una isla sin jueces, sin leyes, sin supervivencias ni limitaciones de ningún tipo. Una isla que sea corazón y que lata al compás de cada uno de mis pasos.

Una isla que refugie al niño que todavía me brinca dentro, que no permita que se muera de pena porque el adulto se traicionó ya en demasiadas ocasiones. Una isla llena de flores y jardines que nadie pueda pisotear. Donde vuelen libres cientos de mariposas que nadie va a atrapar nunca.

Quiero una isla eterna, sensible, elemental, natural, conectada, ingrávida, apasionada.

Una isla que sea casa y hogar.

Y desde allí, dedicarme a crear mundos.

Island On The Tortoise by FarokOmar

20 de junio de 2017

Un viaje por las historias de pasaporte: Concierto recital en Madrid

Esta semana he sacrificado la habitual entrada para anunciar que este viernes 23 de junio a las 22.00 estaré dando un concierto recital con invitados en Xelavid Madrid, C/Capitán Haya Nº28. 

Han pasado dos años desde la salida de "Pasaporte" mi primer poemario, que me ha llevado de gira por muchas ciudades de la geografía española acompañado siempre de mi guitarra. 

Tenía ganas de hacer algo en mi casa, Madrid, y quería que fuera diferente, por lo que he preparado un espectáculo único en el que se descubrirán las historias que hay tras los poemas: "Un viaje por las historias de Pasaporte" pretende llevar al espectador más allá de los poemas, al sitio en que nacieron esas emociones. Contaré con invitados de lujo a lo largo de la noche (Antonio Cuenca, Dácil Santana, Luis Cano y Cristina Merino) que ayudarán a sumergir el ambiente en un cosmos único e irrepetible de canciones, poemas, historias, cuentos y sobre todo: emociones a flor de piel.

Para las entradas hay dos opciones, 5 euros en puerta el día del evento o 3 euros si la sacas anticipada a través de entradium.