19 de septiembre de 2016

De cicatrices y volteretas

Tal vez este silencio acelere los pétalos y caiga de pronto un aguacero de belleza sobre nosotros. Quién sabe, quizás cuando el otoño tome la voz en el puente de mando de este barco a la deriva, nos bailen ballenas azules en el estómago mientras las aceras se pueblan de hojas secas.

Puede que no estemos tan lejos de cruzar juntos el cañón del Colorado de nuestros pómulos. Es posible que aceleremos justo antes del precipicio y planeemos sobre el acantilado como albatros en celo mecidos por el viento.

Veremos entonces brillar la luna sobre los edificios, de la misma forma que brillan las luciérnagas y buscaremos la conexión de una mirada que nos desnuda por dentro. Se acabarán los poemas sin punta en folios rotos; pasaremos a escribirlos con las yemas de los dedos sin que nos importe la métrica ni el ritmo.

Fluirá el amor en teatros vacíos con el telón echado. Crujirán las tablas bajo las risas y se escaparán varias vidas entre suspiros. No habrá aplausos ni última función. Nos reconoceremos de pronto entre la turba y anidarán mis dudas entre tus brazos. Me arderán como puñales entre las costillas tus sueños rotos. Seremos invierno y nevaremos sobre tus campos vacíos.

No añoraré más el tiempo que se escapa cuando forme parte de tu cuello y mis labios sean gacelas salvajes que te recorren. No sufrirás por el tiempo que se marcha cuando tus manos me dibujen como torneando el barro.

No está lejos esta puerta. Ni tampoco la ventana. No queda a años luz este salto al vacío. No resta demasiado para el vuelo que se anuncia. Espero que nos aguanten las alas, al menos hasta que esté preparado el trapecio que tendrá la suerte de contemplar nuestro último salto mortal.

Trapecista by The surreal arts

8 Comentarios:

  1. vayamos pues a saltar sin red,y que sean nuestras ilusiones las manos que nos sostengan en el vacio de la irrealidad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues a la de 1, a la de 2 y a la de...

      Salud!

      Eliminar
  2. a las puertas del otoño y con los instantes del verano todavía pegados en las alas es un post precioso.
    Besos y saludos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mil gracias por pasar y dejar tu huella. Bienvenida siempre artista!!

      Besos!

      Eliminar
  3. Dejemónos llevar también con nuestros miedos, pero permitiéndonos ser lo que en ese instante nos salga y no controlamos ;)

    ResponderEliminar
  4. Un salto mortal con pirueta que nos lleve a uno hacia el otro, sin dudas, con los miedos justos para mantener el ritmo y que no cese el baile de las ballenas azules.

    Que el vacío siempre tenga debajo una red de sueños y esperanzas.

    Precioso, Oski.

    Un beso,

    ResponderEliminar

¿Qué te ha sugerido lo que has leído? ¿Quieres aclarar algún punto? Añade lo que quieras, siéntete libre.