27 de diciembre de 2015

Tu constelación

Los pájaros llevan el vuelo en las alas, ella lo lleva en los ojos pero todavía no lo sabe. Regala sonrisas a diestro y siniestro y transmite el doble de paz de la que haría falta para parar una guerra.

Observa el mundo con ojos de niña y le brilla la mirada cuando de repente algo conecta con ella, como si hubiera encontrado un pequeño tesoro y su vida fuera un poco más rica, imagino una luz en su pequeña conciencia, brincando alegre, canturreando y silbando. Y no puedo parar de reír.

Huele el miedo y las corazas a kilómetros de distancia y su sonrisa pasa por distintas fases, como eligiendo la máscara adecuada para cada momento o, tal vez,  abriendo de par en par sus puertas, para que te sientas como en casa y entres ligero de equipaje. Aunque ella también siente miedo y no sabe si es mejor dejar el cerrojo echado.

Bebemos cerveza y buceamos en las aguas del otro, nos descubrimos cansados de fondos y cuevas abisales, de días eternos que nos roban suspiros, de vidas que no vivimos pero a las que aspiramos, de idealizar y admirar, de derrotas en batallas en las que ni siquiera hemos combatido todavía. Y salimos a tomar aire.

Nos leemos poemas y siento su calor cuando ella lee. Un calor que viene de dentro, desde el centro y que me llega y se asienta en mi cuerpo como una amable caricia. Un calor que no había sentido antes. Si de verdad existe la poesía, sin duda ha de ser eso: transmitir calor. Tal vez sea casualidad que hablase de constelaciones o tal vez no. Tal vez ella tiene algo de estrella y yo, para mi sorpresa, de astronauta.

Es terrible no poder darle una patada al reloj en ciertos momentos, poder prescindir del tiempo, pero no del espacio, acercarte a ella suavemente y darle el beso que quieres, que necesitas, que está surgiendo en tu abismo. Y sin embargo no encontrar valor y no saber dónde se ha ido o dónde se ha escondido. ¿En qué recodo del camino se habrá quedado pastando?

Me gustaría caminar descalzo y con el corazón al descubierto, saber que aunque tiene heridas nadie puede darle muerte, que su brillo lo protege de arañazos y agresiones. Pero a veces lo escondo, como escondo las palabras que me arden en la lengua y que después de masticar y darles vueltas escribo.

Así son las cosas. Ahora espero una señal que me diga cuál ha de ser el siguiente paso, si es que debe haber alguno, porque si he de confesar algo, quiero volver a sentir ese calor, alargar las horas a su lado y navegar en la profundidad de sus ojos.

Y yo que pensaba que no sabía sentir…

Galaxy by Inwe1

8 Comentarios:

  1. El caminar es siempre una aventura. Un paso lleva al siguiente y el astronauta de repente, dejar de andar para navegar hasta esa estrella. Qué preciosidad. Como siempre, tienes que seguir caminando y contando cada ruta, cada pensamiento. Feliz Navidad

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como decía Machado: caminante no hay camino, se hace camino al andar. Aquí queda fuelle para rato querida :-)

      Un abrazo grande

      Eliminar
  2. Maravilloso, Oski, a mí que soy una lectora visual, tus escritos se me pueblan de imágenes muy sugerentes, me dan ganas de sentarme a explorar con ellas, conmovida...

    Nunca hay que dejar de sentir, ni cerrarse a las emociones, ni dejar de exponer el corazón a la intemperie con la esperanza y la emoción de que alguien se acerque y lo caliente.

    Que 2016 venga cargado de las señales que esperas, que alguien que te importa haya dejado sus miguitas para que que no te pierdas.

    Que se cumpla, al menos, alguno de tus sueños.

    Muchos besos, Oski

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Tesa, creo que es una buena forma de definir mi forma de escribir: visual.

      Te deseo lo mismo, un feliz 2016 y que se cumplan muchos de tus sueños o al menos, que tengas fuerza para no rendirte.

      Abrazos!!

      Eliminar
  3. Una estrella y un astronauta hacen buena pareja, habrá que buscar el modo de salvar la distancia y dejar que la luz de ese corazón se una con la de la estrella.
    Un beso cálido e irisado podría ser un buen puente.

    Un abrazo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. :-) Me gusta la frase de que una estrella y un astronauta hacen buena pareja, gracias por el comentario. Otro abrazo para ti.

      Eliminar
  4. Que no sabes sentir?? Sabes y también sabes hacer sentir a los demás a través de tus palabras, y eso es genial.
    Un besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. :-) Gracias por "sentir" conmigo Ali!

      Un besooo

      Eliminar

¿Qué te ha sugerido lo que has leído? ¿Quieres aclarar algún punto? Añade lo que quieras, siéntete libre.